Tras varios años reclamándolo, el 1 de abril la Mesa Sectorial de Sanidad aprobó acabar con la pérdida retributiva asociada a la maternidad y pagar durante los periodos de adaptación de puesto de trabajo por RIE (riesgo por embarazo) y lactancia, la media de lo percibido en concepto de atención continuada por la trabajadora durante los seis meses anteriores a su adaptación.

El Acuerdo de Mesa Sectorial establece efectos desde el día 1 de enero de 2019.

Así pues, hay dos situaciones a tener en cuenta a la hora de reclamar:

1.- Embarazo y/o lactancia posterior a 1 de enero de 2019. El IBSALUT regulará de oficio la situación de cada trabajadora en los próximos meses. Por tanto, la madre trabajadora no tiene que hacer nada en concreto a día de hoy. Si en dos meses comprueba que su situación no se ha regularizado, debe ponerse en contacto con su delegado sindical.

2.- Embarazo y/o lactancia anterior a 1 de enero de 2019. El IBSALUT no piensa arreglar estas situaciones, de modo que quien quiera reclamar debe ponerse en contacto con la asesoría jurídica de SIMEBAL, bien por teléfono, bien por correo electrónico, para obtener un modelo de reclamación y conocer la documentación a aportar.

A PARTIR DE AHORA RECUERDA: acude al Servicio de Prevención en cuanto sepas que estás embarazada