Ante la inminencia de la integración del personal facultativo de cupo, a 31-12-2013: especialistas y médicos generales, dispuesta por el «decretazo» 16/2012, el cual remite para su efectividad a las disposiciones que dicten las comunidades autónomas.

 Consideramos que los médicos de cupo, especialistas o generalistas, afectados deben poder continuar en sus puestos de trabajo, tanto fijos como interinos, sin modificación de sus condiciones horarias y retributivas. Por tanto, debe buscarse una fórmula que permita este objetivo, para quienes no deseen la integración. 

Consideramos que la DT 3ª de la Ley 55/2003, en redacción dada por el RDL 16/2012, constituye una invasión de competencias autonómicas, y en ese sentido existe admitido a trámite un recurso ante el Tribunal Constitucional.

Nos oponemos rotundamente, en todo caso, al cese de los interinos.

 Consideramos que el modo de resolver este asunto y el de la opción de los APD, en Galicia mediante resolución publicada en el Diario Oficial de Galicia del 11 de noviembre de 2013, debe tomarse como ejemplo de talante y predisposición para solucionarlo. Asimismo recordamos que en Andalucía se considera como una invasión de competencias que el Estado diga a las CCAA lo que debe hacer con el personal de cupo y por ello se ha recurrido ante el Tribunal Constitucional, y se hará caso omiso.

No es correcto que en el ultimo momento, cuando ha habido más de dos años para debatir con sosiego en la Mesa Sectorial se vaya a lanzar esta cuestión sobre la Mesa, para deprisa y corriendo, «negociarla»  y aprobarla con el estudio y serenidad que el asunto requiere.