SIMEBAL condena las desafortunadas declaraciones del Subdirector de Atención Hospitalaria del IBSALUT y la pobre gestión comunicativa de la Gerencia de HSLL en la destitución del Jefe de Servicio de Traumatología.

Durante toda la semana pasada se han reiterado en prensa descalificaciones al colectivo médico del HSLL que realiza voluntariamente jornada extraordinaria, las llamadas “peonadas”, fuera de su jornada laboral y a precios congelados desde hace más de 10 años.

Estas críticas surgen a raíz de la destitución de un jefe de servicio en el Hospital Universitario de Son Llatzer y las inusitadas declaraciones de un alto cargo del Ibsalut que, tratando de justificar la destitución, declaró en prensa “que no pondría la mano en el fuego por sus médicos…“ Estas declaraciones, en lugar de aclarar lo acontecido y explicar la verdadera causa de destitución por pérdida de confianza, dan pábulo al inaceptable rumor de que las listas de espera son provocadas por los propios médicos. Esta insinuación es insidiosa y falsa y es imperdonable que sean los propios altos cargos del Servicio de Salud que la propaguen. De nuevo se deja al colectivo médico al pie de los caballos, cuando el único responsable de las listas de espera y el único que tiene los medios para acabar con ellas es el Servicio de Salud y sus dirigentes.

Con estas declaraciones se culpabiliza al colectivo médico, desprestigiando su honorabilidad en la atención a sus pacientes y fomentando desconfianza y la agresividad en estas consultas, tan necesarias para paliar las listas de espera tras la pandemia.

Por ello SIMEBAL exige una rectificación al Servicio de Salud, que adopte medidas frente al alto cargo que, con sus declaraciones, ha causado tanto daño dentro del colectivo y que organice un plan estratégico urgente de atención a las listas de espera que no se haga a costa de la sobrecarga de los profesionales, sino de la fidelización y dignificación de la profesión médica.

En Palma a 25 de mayo de 2022.-