SIMEBAL califica de muy irresponsables las declaraciones del gerente de Atención Primaria de Mallorca.

SIMEBAL califica de muy irresponsables las declaraciones realizadas por el Gerente de Atención primaria Miguel Caldentey, el pasado fin de semana, en uno de los periódicos de mayor tirada de la isla.  En ellas, Caldentey describe una atención primaria que en absoluto se corresponde con la realidad que viven y sufren nuestros profesionales, por lo que nos parece que debido al cargo que representa, o no conoce la realidad o hace que no la conoce, ambos supuestos son muy graves.  

Las últimas declaraciones del gerente han generado, de nuevo, mucha tensión en el ámbito de Atención Primaria. Una atención primaria, que ya de por sí está al límite y a la espera de que se haga público y oficial el acuerdo retributivo firmado con el Ibsalut (en diciembre del pasado año) en el que se reconoce y valora la sobrecarga laboral existente.

Desde SIMEBAL exigimos al gerente que de cuentas y no cuente cuentos.

Su gerencia está muy alejada de la responsabilidad de su cargo. Desconoce la realidad que sufren tanto los profesionales cómo los ciudadanos que acuden cada día a los centros de salud del Ibsalut. Estas declaraciones son pura ficción y se corresponden más a una campaña electoral.

Desde SIMEBAL consideramos que el gerente de Atención primaria debería hacer autocrítica de sus 8 años de mandato, en los que su gestión deficiente ha sido responsable de hechos que nunca se habían visto antes en Atención Primaria.

  • Nunca antes ningún gerente de AP ha conseguido que 423 médicos, con sus nombres y firmas, no se sientan representados por él, Miguel Caldentey. Asi lo demostraron en Julio del pasado año cuando, desbordados por la sobrecarga laboral, registraron un escrito con peticiones de ayuda dirigido directamente a la Consellera, saltando así a su interlocutor.
  • Nunca ningún gerente ha conseguido generar tanta tensión como la que se vive en este momento. Durante su mandato se ha creado, por primera vez en la historia, el Foro de Atención Primaria liderado por el Colegio de médicos junto con las sociedades científicas y SIMEBAL para reivindicar derechos ninguneados. Un foro que en su primera asamblea pública pidió a mano alzada ir a la huelga.
  • Su nula o inexistente gestión y sus faltas de respuesta al colectivo médico de Atención Primaria han sido caldo de cultivo de esta amenaza de huelga.

Desde SIMEBAL le lanzamos preguntas: Sr. Caldentey pregunte a los 1.200.000 ciudadanos de baleares qué opinión tienen de la Atención primaria cuando tienen que acudir a los centros de salud. Pregunte a los casi 800 profesionales de Atención primaria desbordados y pidiendo la huelga a mano alzada, si ellos sienten que hemos salido reforzados de la pandemia

  • Nunca antes, ningún gerente había generado denuncias ante Inspección de Trabajo por sobrecarga laboral.
  • Nunca había habido tantos médicos, sin especialidad reconocida, trabajando en los centros de salud y nunca 2/3 de los mires de familia habían huido de los centros de salud a otras especialidades como está ocurriendo en este momento.
  • Ni que hablar de los SUAPS y los PEDIATRAS, que les pregunte si están contentos en sus trabajos tras 8 años sin que se les preste ninguna atención sufriendo descubiertos en la plantilla de hasta el 50%.
  • Tampoco nunca se había dado la cifra de la marcha de 12 directores de la zona básica que han dejado sus funciones.
  • Nunca, en los 45 años de sindicato, hemos tenido tantos escritos sobre la mesa, sin respuesta por parte de la gerencia, de denuncias por precariedad y sobrecarga laboral.
  • Y nunca nuestros profesionales habían sumado tal número de agresiones físicas y verbales en los centros de salud como en los últimos años. Agresiones que van aumento.

Todo esto es la culminación de la ausencia de liderazgo en los últimos 8 años por parte del gerente, tanto en su deficitaria gestión como en la no resolución del conflicto de huelga de AP que se asume. No ha estado presente en ninguna de las reuniones por lo que no ha sido responsable de evitar la huelga.

Los médicos de Atención primaria están enfadados, no se sienten representados por él y suspenden su nula gestión y su falta de empatía con el colectivo.

Por todo esto, desde el sindicato nos surgen muchas preguntas: ¿Cree el Ibsalut que esta es la persona idónea para afrontar los problemas de gestión que sufre la atención primaria? ¿Debería el Ibsalut plantearse un recambio? ¿es el Ibsalut responsable? Desconocemos el porqué de haber sostenido durante 8 años a este gerente. Su respaldo sólo se puede entender por el impacto negativo que sobre ellos caería de cara a las elecciones si admiten esta nefasta gestión.

El Foro de Atención Primaria tambien ha mostrado su malestar enviando un comunicado de prensa conjunto que adjuntamos aqui.