Comunicado de SIMEBAL sobre el Proyecto de Decreto de “regulación de la capacidad lingüística del personal estatutario de Ib-Salut”

SIMEBAL votó en contra del mencionado proyecto, presentado a la Mesa Sectorial de Sanidad para su negociación, en la sesión celebrada el pasado viernes día 9 de febrero. Mediante el presente explicamos públicamente los motivos del voto negativo.

En primer lugar, queremos expresar que SIMEBAL está a favor de medidas de apoyo para la implantación progresiva e incentivada del conocimiento de la lengua catalana en el ámbito de los profesionales de la sanidad pública balear, como no puede ser de otra forma, en sintonía con la especial protección que la Constitución le brinda en su artículo 3.2 y 3.3.

En segundo lugar, SIMEBAL ha sido coherente con la postura que ha mantenido a lo largo de su historia, postulando que para los facultativos sanitarios dicho conocimiento debe constituir en todo caso un mérito para el acceso a los puestos, pero no un requisito sine qua non, por los notorios inconvenientes que puede suponer para la atracción de médicos a las Baleares y por afectar al derecho de libre circulación de los profesionales en el Sistema Nacional de Salud.

En tercer lugar, y aún valorando positivamente las últimas modificaciones introducidas con respecto al primer borrador que se nos entregó, nos hemos opuesto porque el decreto establece que será requisito necesario para el acceso a la carrera profesional en el IB-SALUT.

Entendemos que esta previsión es contraria a derecho, pues los conocimientos que se valoran y se premian a través de la carrera son y deben ser los meramente profesionales.

Impedir el acceso a la carrera profesional por la ausencia de un certificado lingüístico es una medida que juzgamos arbitraria y desproporcionada para el fin perseguido por la carrera profesional, que es el derecho de los profesionales a progresar de forma individualizada como reconocimiento a su desarrollo profesional en cuanto a conocimientos, experiencia y cumplimiento de los objetivos del IBSALUT.

Impedirles el acceso a la valoración de esas circunstancias para poder progresar es inadmisible desde la perspectiva legal y sindical.

Por otra parte, consideramos que la acreditación de conocimiento de catalán solo a través de determinados certificados no es aceptable. Incluso en el ICS (Institut Català de la Salut) quien no pueda aportar el certificado es admitido a los concursos de acceso a las plazas y el tribunal mediante una mera conversación puede considerar que se acredita el conocimiento lingüístico.

Ignoramos qué intereses subyacen aquí para no aceptar esta propuesta de Simebal.

Asimismo, rechazamos de plano que el derecho a la movilidad y a la libre circulación de profesionales en el Sistema Nacional de Salud a través de concursos de traslados se condicione a la posesión de determinados certificados lingüísticos y lo reputamos como una restricción de las prohibidas en el artículo 139.2 de la Constitución.

Simebal, febrero de 2018.