En su día ya informamos de que el Juzgado de lo Social de Palma desestimó una demanda de numerosos residentes , en la que SIMEBAL no intervino. SIMEBAL  ya observó  el problema de la prescripción y en cuanto al fondo se consideró que el asunto en cualquier caso era preferible ventilarlo en un conflicto colectivo en lugar de una demanda masiva, el cual no suponía ningún coste para los residentes y solventaba la cuestión de forma general, ya que la sentencia dictada en conflicto colectivo hubiera tenido efectos para todos los residentes.

El TSJIB ha confirmado hace unos días la sentencia del Juzgado desestimatoria la demanda,  rechaza el recurso y confirma la prescripción de dos de las pagas reclamadas por haber sobrepasado el plazo de un año para reclamarlas y en cuanto a las otras dos pagas señala que los MIR se rigen por los Presupuestos y en consecuencia la reducción de sus pagas es correcta y debía sufrir la misma suerte que las pagas de los estatutarios.