SIMEBAL ha solicitado a la Administración que, excepcionalmente, se concedan fuera de plazo los permisos por defunción de familiar durante el confinamiento de la COVID.

Desde SIMEBAL hemos tenido noticias de que se están denegando todos los permisos por fallecimiento de familiar cuando este se ha producido durante el periodo de confinamiento por la crisis de la COVID, ya que no coinciden con la fecha del óbito.

Teniendo en cuenta:

  • Que del 15 de marzo al 21 de junio no se permitía salir del domicilio, ni reunirse con familiares ni personas no convivientes.
  • Que había serias restricciones para viajar, incluso de un municipio al de al lado.
  • Que todos los plazos legales y para trámites administrativos quedaron paralizados.
  • Que tampoco se permitía celebrar funerales.
  • Que igualmente cesó la actividad de notarios, registradores y otros fedatarios públicos.
  • Que los permisos quedaron suspendidos, pero no anulados, y, de hecho, otras administraciones públicas lo conceden.
  • Que todos estos factores hacían totalmente inviable realizar ninguna de las actividades que exige despedir dignamente a un ser querido.
  • Que sin el esfuerzo y la generosidad de los profesionales de la salud no hubiera sido posible superar esta crisis.


Interpretamos que este despropósito se debe, probablemente, a un simple descuido, y  apelamos a la sensibilidad, la empatía y  la buena voluntad de la Consellería, a la que solicitamos un cambio de criterio que sería sumamente agradecido por parte de los trabajadores.