1.- Convocada en 2008 huelga por CEMSATSE para dignificar e igualar las retribuciones médicas al resto del país, se entabla, obligados por la  Ley que regula el derecho de huelga desde 1977, negociaciones con el Comité de Huelga.

2.- Se alcanza una propuesta de acuerdo con el Comité de Huelga para negociarla en la mesa sectorial de sanidad, dicha propuesta establece  que no tiene valor si no se negocia y aprueba por esa Mesa.

3.- Los sindicatos UGT, CCOO  y CSIF impiden por su ausencia deliberada que se pueda constituir la Mesa Sectorial y la propuesta no puede negociarse.  Es decir, cuando pueden negociar no lo hacen.

4.- El Ib-Salut es de suponer que debió entender que quedaba libre para aplicar las modificaciones retributivas que considerase oportunas y dictó año tras año (2008 a 2012), Resoluciones de Instrucción de Confección de Nómina.

4.- Se debe entender por tanto que no se aplicó la propuesta de Acuerdo suscrita con el Comité de Huelga al no haber sido negociada en la Mesa sectorial de sanidad, sino las Resoluciones dictadas por la Administración, que nadie recurrió.

5.- UGT,CC.OO. y CSIF, que pasan olímpicamente de los problemas médicos, demandaron al IB-SALUT por cumplir su obligación legal de negociar con el Comité de Huelga, exigiendo estar presentes en las negociaciones, alegando que se violaba su derecho a negociar. Pocos creyeron que esta pretensión (estar presente en las negociaciones con el Comité de una huelga que no han convocado) prosperase.
Simultaneamente a que UGT,CCOO y CSIF acudieran al Juzgado clamando que no se les violara por existir negociaciones -obligadas-  con el Comite de Huelga al margen de la Mesa Sectorial, montaron un encierro en Ib-Salut, negociaron ilegalmente al margen de la Mesa Sectorial para desconvocarlo y firmaron un acuerdo para que la mesa lo “RATIFIQUE”, no como el acuerdo de la Huelga para que se “NEGOCIE”. Calificad vosotros esta impresentable conducta.

6.- Un Juzgado Contencioso y despues el Tribunal Superior de Baleares sentencian, sorprendentemente para muchos juristas, en definitiva que negociar una propuesta de acuerdo para la Mesa sectorial con el Comité de Huelga es violar el derecho de UGT,CCOO y CSIF a negociar. No cabe recurso ordinario.  A partir de esta sentencia el derecho de huelga queda pulverizado:  ya que si el comité de huelga no puede negociar con el empleador público una propuesta para el órgano negociador competente, ¿para que se convoca?. Arrieros somos y en el camino nos encontraremos.

 

7.- IB-Salut tiene la posibilidad procesal de recurrir la sentencia mediante un recurso de casacion en interés de ley ante el Tribunal Supremo, dice que lo hará e incluso llega a presentar un escrito ante el TSJIB al efecto. Finalmente, nadie sabe por qué no lo formaliza.

8.- CEMSATSE-SIMEBAL no puede procesalmente presentar ningún recurso, salvo el de amparo ante el Tribunal Constitucional, que no se interpone al no ver viable su admisibilidad segun la opinión de letrados de Juriscesm (abogados de los sindicatos médicos confederados).

9.- La sentencia cuyo fallo entendemos que es meramente declarativo, es decir, no anula expresamente ningún acuerdo ni preacuerdo, se limita a declarar la violación del derecho a negociar de UGT, CCOO y CSIF, ya que en las demandas nadie pidió la anulación de acuerdo alguno, sino una declaración de violación de su derecho a negociación.

10.- Ni UGT, ni CCOO ni CSIF solicitaron nunca que se ejecutase la sentencia, es de suponer que debieron considerar que la sentencia es meramente declarativa y que en su cumplimiento no se debía hacer nada.
No hay otra explicación verosímil ni razonable.

11.- Año tras año desde el 2008 hasta el 2012, se dictaron por IB-SALUT Resoluciones de Confección de Nóminas, en cumplimiento de los presupuestos de IB-SALUT y de la CAIB, donde se señalan las retribuciones de los médicos, previamente presupuestadas dentro de los presupuestos de la CAIB. Nadie las recurre. Se trata de actos propios del Govern.

12.- En plena vorágine de recortes, al socaire de la crisis, por la quiebra técnica de la CAIB, unos funcionarios opinan que la sentencia anula los acuerdos con el Comité de Huelga y que las Resoluciones anuales de retribuciones de los médicos, y las partidas de la Ley de Presupuestos, aprobadas por el Govern no tienen ningún valor.

13.- El Govern se frota las manos pensando en el dinero que puede ahorrarse y sobre todo el que cree recuperará, con la ventaja añadida de decir que, como Pilatos, dirá  que no tiene ninguna culpa, que unos funcionarios le dicen que debe ejecutar una sentencia que le dicen que “anula acuerdos” , que encima los demandantes son los sindicatos UGT, CCOO y CSIF, y que la culpa es de una “negociacion ilegal” (negociar con el Comité de Huelga es un imperativo legal), dislate que reproducen los medios: culpando a otro sindicato -Cemsatse- , y además premio mayor: culpar al anterior Govern, con anuncio de traslado al Fiscal. En resumen la culpa es de todos menos del Govern que ha aprobado la medida. !Cosas veredes¡

14.- El Govern no calcula la respuesta de los médicos, que hastiados con los recortes previos, montan en cólera y están dispuestos a todo y a la huelga indefinida, porque la medida les deja como pobres de solemnidad, con las menores retribuciones de todo el Sistema Nacional de Salud.

15.- La Consellera dice, mientras el Govern calla, tras ver la que se avecina que se arreglará todo, que se recuperarán las retribuciones y no habrá que devolver nada, para ver si se desactiva la huelga. Los médicos dicen que no desactivarán nada salvo que haya hechos tangibles y no meras promesas.

16.- Entretanto UGT,  CCOO conscientes de los perjuicios originados por su demanda, montan una campaña de autojustificación con argumentos que no resisten un segundo.

17.- UGT, CCOO, CSIF y USAE cada que vez que son citados a negociar encuentran la manera de no hacerlo, tanto como parecían suspirar por ello vistas sus demandas.

18.- CEMSATSE Y SIMEBAL convocan huelga por el tema.

19.- El Govern decide, tras el incendio, proponer una ley que pueda marcar el camino para resover el entuerto.

20.- Por supuesto a CCOO, UGT y CSIF les parece mal la solución, esta y cualquier otra. El tema deberá negociarse en la Mesa Sectorial, por cuarta vez: ¿traerán propuestas constructivas u obstruccionismo?.