SIMEBAL ha enviado el siguiente escrito al Director General del IBSALUT a propósito de la exclusión de los facultativos residentes en el Complemento COVID:

Los Facultativos Residentes de Formación Sanitaria Especializada de las Islas Baleares queremos expresar nuestro profundo malestar en relación a nuestra exclusión en el pago del complemento COVID, que supone un nuevo agravio para este colectivo, dentro del Ibsalut. 

Nuestro colectivo ha trabajado muy duro y de forma muy eficiente  desde que se declaró el estado de alarma el pasado 14 de marzo de 2020. En todo este tiempo hemos tenido que hacer frente a muchas adversidades como consecuencia de la pandemia por SARS-CoV-2:

  • Se nos han suspendido rotaciones y hemos sufrido el empobrecimiento de nuestra formación especializada
  • Hemos prestado servicios en planta COVID sin la experiencia ni los medios adecuados y asumiendo responsabilidades que están al margen de lo que dicta nuestro programa formativo
  • Hemos tenido que recuperar parte de la formación perdida fuera de la jornada laboral ordinaria sin percibir remuneración alguna
  • Nos vimos expuestos a un riesgo biológico sin medidas de protección adecuadas; nos hemos contagiado y hemos contagiado a nuestras familias;
  • Hemos hecho más guardias de lo habitual (urgencias, unidades de críticos…) tanto para paliar el desproporcionado aumento de presión asistencial como para cubrir las múltiples bajas de nuestros compañeros…

Los residentes, como usted ya sabe, hemos constituido uno de los colectivos indispensables para sacar adelante la crisis sanitaria enfrentada este último año y esta falta de reconocimiento laboral unida a la discriminación que nuevamente se nos presenta desde el IBSALUT, no hace sino agravar el gran malestar que veníamos sintiendo -malestar que, por otra parte, se ha materializado en huelgas MIR en otras comunidades-. 

Por último, consideramos que se incurre en un mayúsculo agravio comparativo al existir otras comunidades autónomas que han percibido el complemento COVID (p.ej. Andalucía, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, entre otras) como muestra de agradecimiento y valoración a la gran implicación y sobreesfuerzo realizado por nuestro colectivo, que ha estado en primera línea desde el inicio de la pandemia y a lo largo de las tres olas de COVID.

Esto último deja claro que la percepción de complementos por parte del colectivo MIR no es una imposibilidad burocrática sino, una vez más, falta de voluntad política para cuidar a sus profesionales sanitarios.

El Ibsalut si quiere puede. 

Por ello, los más de  700 residentes de  las Islas Balerares, solicitamos y exigimos, a la administración que reconsidere su postura y se nos incluya en la merecida remuneración del complemento COVID ya reivindicada en varias ocasiones por SIMEBAL en las mesas de negociación. 

En Palma, a 29 de junio de 2021