SIMEBAL y COMIB quieren subrayar la profesionalidad con la que están trabajando médicos y personal sanitario y respaldar la excelente labor que está realizando todo el colectivo que trabaja en primera línea ante el Coronavirus

El Colegio de médicos y el Sindicato médico lanzan un mensaje de tranquilidad, para que se confíe plenamente en el trabajo que están desempeñando los profesionales de la Sanidad Pública Balear

Los médicos del Servicio de Urgencias del Hospital Son Llátzer han desmentido tajantemente algunas de las informaciones publicadas sobre una supuesta “desbandada” de los profesionales del Servicio de Urgencias ante el ingreso de un caso de coronavirus. Los médicos de Urgencias del Hospital Son Llátzer niegan rotundamente esta información y han querido dejar claro que “en todo momento se actuó con absoluta profesionalidad, no hubo ninguna desbandada y se cumplió escrupulosamente el protocolo que marca detalladamente los pasos a seguir cuando se traslada a una paciente a nuestro centro tras presentar síntomas y dar positivo en el test. Precisamente, por responsabilidad profesional y por respeto a la intimidad de la paciente se actuó con absoluta precisión, prudencia y profesionalidad, siguiendo las indicaciones, precauciones y protocolos marcados, tanto en cuanto a lo que se refiere a la atención a la paciente como para la protección del personal sanitario” afirman fuentes del Servicio Médico de Urgencias del centro hospitalario.

SIMEBAL y COMIB manifiestan su total respaldo al trabajo de los profesionales sanitarios, a la vez que destacan el excelente trabajo que está llevando a cabo todo el colectivo, y en especial los médicos de Atención Primaria, Emergencias y Urgencias hospitalarias, que están trabajando desde hace semanas en primera línea ante el coronavirus y con quienes los pacientes tienen su primer contacto al acudir al sistema sanitario.

En todos los casos, los médicos están actuando con absoluta responsabilidad y profesionalidad, y aplicando los protocolos establecidos por las autoridades sanitarias con quienes se trabaja de manera coordinada. Queremos recordar que el nivel de preparación y coordinación de los médicos es alto, que se imparten sesiones informativas de forma periódica y los protocolos se revisan a diario.

En cualquier caso, no hay que olvidar la importancia de exigir, desde el colectivo médico, a todas las partes implicadas en esta crisis que se tomen todas las medidas adecuadas y de seguridad para usuarios y personal sanitario, tanto para el diagnóstico y tratamiento de los pacientes, así como las medidas de gestión en los puestos de trabajo y de protección personal, con una formación completa y adecuada para cada uno de estos ámbitos.