NACIONAL
Más de 2.700 plazas interinas de personal estatutario saldrán este año a concurso público en Baleares

De aquí al año 2010 habrán salido a concurso más de 4.000 plazas

Redacción/EP, Palma de Mallorca (8-02-08).- La consejería de Salud y Consumo y el Servicio de Salud de las Islas Baleares han presentado una de las iniciativas más importantes que adoptará esta Consejería y el Gobierno de las Islas Baleares en conjunto durante esta legislatura. En la presentación han participado el consejero de Salud y Consumo, Vicenç Thomàs, y el director general del Servicio de Salud, Josep M. Pomar.

Para este año se convocan 2.768 plazas interinas de personal estatuario, que cubrirán el 57 por ciento de las plazas interinas de la plantilla. Estas 2.768 plazas se distribuyen en 17 categorías: enfermería, fisioterapeutas, comadronas, auxiliares de enfermería, grupo auxiliar administrativo, médicos de familia, pediatras de Atención Primaria, anestesia y reanimación, Psiquiatría, Obstetricia y Ginecología, Pediatría, Cirugía general y de aparato digestivo, Traumatología y Cirugía ortopédica, Radiodiagnóstico, Oftalmología, Oncología médica y celadores.

Esta medida contribuirá a que los profesionales del sistema sanitario público aumenten su estabilidad laboral y a que puedan mejorar las condiciones laborales. Esta oferta de ocupación pública paliará la falta de profesionales en algunas especialidades, ya que la voluntad del Gobierno de las Islas Baleares es cubrirlas.

Actualmente, el Servicio de Salud de las Islas Baleares dispone de una plantilla de personal estatuario de 8.358 plazas, 4.831 de las cuales son interinas (no se incluyen los profesionales de la Fundación Hospital Son Llàtzer, de la Fundación Hospital de Manacor, ni de Gesma). La estabilidad en los puestos de trabajo es un objetivo que ha defendido y defenderá el Gobierno de las Islas Baleares y la consejería de Salud y Consumo a lo largo de esta legislatura como principio de cohesión social, de acuerdo con el comunicado emitido por la Administración.

Más del 50 por ciento de la plantilla del personal estatutario se encontraba hasta ahora en situación interina en sus puestos de trabajo. Esta oferta de ocupación pública que se ha presentado permitirá que el 37 por ciento del total de la plantilla disfrute de estabilidad laboral en su puesto de trabajo a lo largo de 2008.

Las 2.063 plazas restantes en situación de interinidad, que representan más del 24 por ciento de la plantilla total del personal estatutario, serán convocadas entre los años 2009 y 2010. Por lo tanto, este año se convoca el 57 por ciento de las plazas interinas y hasta al año 2010 se convocará el 43 por ciento restante de las plazas interinas actuales.

Repercusiones de una posible huelga
En otro orden de cosas, el portavoz del Sindicato Médico de Baleares, Ignacio Fernández, ha alertado de la repercusión que podría tener en las listas de espera la posible convocatoria de huelga acordaba en Asamblea.

Se trata de una acción que podría producirse, como ocurrió en 1995, de no obtener respuesta en una semana del Ib-Salut a las peticiones del colectivo concernientes a mejores retribuciones salariales y a un incremento del número de facultativos que ajuste a la legalidad su número de guardias.

Fernández recordó que “nadie quiere llegar a una huelga, puesto que al final los más perjudicados son siempre los ciudadanos”, ya que recordó, se trata, además, de una medida “dura y de la que cuesta recuperarse”. Eso sí, apuntó que este tipo de movilizaciones y avisos son necesarios para que Eivissa y Baleares “sean lugares atractivos para trabajar y evitar que los profesionales continúen yéndose”.

El portavoz del sindicato consideró que en la actualidad “todos estamos pagando el pato de la incapacidad de los políticos para mejorar las condiciones de vida de los facultativos, lo cual repercute en una bajada indefectible de la calidad de la sanidad en las islas”.

Fernández aseguró que el colectivo exige “no sólo un aumento del cobro de las horas de guardia, equiparado con otras comunidades del país, sino también una reducción de las mismas”, ya que en casos como anestesia han de repartirse hasta 90 guardias al mes entre siete profesionales.

La creación de un plus de insularidad de 600 euros, a modo de complemento de especial servicio de atención, como el aplicado en Formentera, o el cumplimiento de promesas, tales como la retribución con carácter retroactivo de las prestaciones publicadas en la isla, responden a otras de las solicitudes del colectivo. Recordó, por último, que de no atajar esta problemática de manera urgente “las islas vivirán una situación insostenible en un periodo de pocos años”.
Articulo de: “www.elmedicointeractivo.com”