SIMEBAL advierte que los casos en observación por contacto de riesgo con coronavirus del personal sanitario deberían considerarse como período de observación de enfermedad profesional y no como baja por contingencia común.

Esto supondría, entre otras cosas, asegurar que los profesionales no sufrieran pérdida económica por supresión de complementos salariales y guardias.

Ante el creciente número de profesionales sanitarios en vigilancia por contacto de riesgo con virus SARS-CoV-2 contraído a consecuencia del desarrollo de su actividad asistencial, SIMEBAL advierte a la Administración sanitaria que dichos casos deberían ser tratados como período de observación de enfermedad profesional y no como baja por contingencia común.

El sindicato médico advierte que cuando un profesional es considerado como contacto de riesgo (por el riesgo de enfermedad profesional) de paciente caso de COVID-19 – independientemente de si cursa baja laboral (periodo de observación domiciliaria por aislamiento preventivo) o continúa en su puesto de trabajo- deberá tratarse como profesional en periodo de observación por enfermedad profesional.

De esta manera, no sería aplicable el criterio 2/2020 del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ya que este se refiere a trabajadores en general en periodo de observación que de otra forma quedarían descubiertos, no a profesionales sanitarios o no sanitarios con riesgo de enfermedad profesional.

Tanto el Real Decreto 1299/2006, de 10 de noviembre, por el que se aprueba el cuadro de enfermedades profesionales en el sistema de la Seguridad Social como el RD 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social apoyan esta postura.

La infección por coronavirus es considerada enfermedad profesional tanto en personal sanitario como no sanitario que haya estado en contacto en su puesto de trabajo por ese microorganismo.

De esta manera, la consideración de enfermedad profesional garantizaría a los facultativos en situación de observación, la retribución del 100% del salario incluyendo los complementos salariales y las guardias.