Declaraciones del Dr. Miguel Lázaro, Presidente de SIMEBAL respecto al “recortazo”:

  • Se multiplica el clima de malestar entre los facultativos ante lo que consideran una artimaña de la Administración para aplicar un recorte salarial, que se suma a la lista de agravios retributivos que ya arrastra el colectivo médico 
  • SIMEBAL impugnará esta medida por vía judicial ya que lo considera especialmente sangrante, injusto e inmerecido, en un momento en el que el colectivo médico está extenuado tras meses de lucha continuada contra la pandemia

La indignación se extiende como la pólvora entre los médicos de Baleares. La “congelación” de los sueldos anunciada por el Ejecutivo autonómico ha caído como un jarro de agua fría entre los facultativos, que tildan la jugada de “artimaña”. “No es una congelación, es un recorte en toda regla, una jugada estética de subidas y bajadas para disfrazar lo que no se puede llamar otra cosa que recorte, una treta más que reprobable” asegura Miguel Lázaro, presidente del sindicato médico SIMEBAL.

El colectivo médico, tras meses de pandemia, – al pie del cañón de esta emergencia sanitaria que está devastando tanto física como anímicamente al colectivo, y que ya contabiliza 61 fallecidos entre sus filas, consideran que este recorte es una medida tan injusta como inmerecida. “Los médicos no se merecen esto, se están dejando la piel en esta pandemia. Somos conscientes del contexto social q estamos viviendo, pero cuadrar el presupuesto no se puede hacer una y otra vez a costa de las retribuciones del colectivo de trabajadores sanitarios afirma Lázaro. 

Este nuevo decretazo no hace sino encender el fuego en un colectivo que ha demostrado su compromiso con la sociedad – 25% sanitarios infectados por no tener medios de protección adecuados – “Los aplausos de los ciudadanos son reconvertidos en un recorte penalizador por el Govern de Armengol” afirma el presidente de los médicos de Baleares. 

La medida adoptada hoy en Consell de Govern, que recorta los complementos autonómicos a los facultativos de las islas, se suma a una larga lista de agravios restributivos que SIMEBAL viene reclamando desde hace tiempo, como el recorte del 45 % de la paga extra desde el 2010, que supone unos 14.000 euros por médico o el pago de carrera profesional a los Médicos interinos ganada por sentencia. Para los médicos baleares tampoco ha habido complemento COVID

Al finalizar este año, Baleares será la única comunidad que ha recortado a los profesionales sanitarios, ya que Extremadura y Valencia lo pagarán este otoño. Llama la atención especialmente que Canarias, con un contexto similar a nuestro archipiélago, ya lo paga desde enero

Por otra parte, sorprende e indigna el hecho de que, en este escenario de estrés económico, se sigan manteniendo agravios comparativos con la clase política, que conserva privilegios vergonzantes con respecto a los sanitarios y otros colectivos. Como ejemplo, el abusivo complemento de indemnización de residencia de 22.000 euros anuales, cuando el sanitario es de 1,200 y el montante de las dietas que son retribuidas mejor que guardias médicas de 24 horas.

En este contexto, no está de más volver a recordar la deuda sanitaria histórica de 2.800 millones de euros que el gobierno central tiene con más de un millón de baleares. Una deuda que debería ser reclamada por vía judicial o por métodos mucho más expeditivos de los que hasta ahora se han utilizado.