A/A: DIRECTOR GENERAL DEL SERVEI DE SALUT
ASUNTO: Retirada de material defectuoso y medidas a adoptar.

Desde la semana pasada el IBSALUT ha realizado en todos los hospitales de las islas, así como en los diferentes centros de salud, una distribución de material, llegado según nos informa el propio IBSALUT, desde el gobierno central, así como de su central de compras. Ambos entes, han realizado sus compras en China, como así lo han ido anunciando en repetidas ocasiones. Desde el primer momento se empezaron a detectar irregularidades en el material enviado, concretamente con la marca WEK, dudando de su etiquetado FFP2 y sin sello de la CE; y se despertó la alarma de que se pudiese utilizarlo en visita COVID positivos con todas las garantías. Esto llevó al personal médico a solicitar valoración del material, procediéndose entonces a su retirada, pero habiéndose utilizado por profesionales.

Por otro lado, y por parte de la central de compras del Govern, se han distribuido otras mascarillas, también como FPP2, con la inscripción KN95, indicadas para la atención de Covid positivos. Estas mascarillas se presentan en envoltorio de plástico en el que no consta certificación de CE y son de un tejido aún más fino que las WEK anteriormente citadas. Estas mascarillas han sido distribuidas por los centros de salud de las islas, así como por servicios hospitalarios. El pasado día 20 se solicitó un informe al servicio de prevención de HSLL, por parte de Simebal, para ver si estas mascarillas cumplen normativa. En el día de ayer se procedió a su retirada.

Asimismo, otro modelo, también informado por el Servei de Salut como FPP2 , las YKII, y con similares características a las anteriores, han sido retiradas tras su distribución. Tras la alarma generada por esta situación, las diferentes gerencias emitieron un comunicado por el que se procedía a inmovilizar este tipo de mascarillas.

La gravedad del asunto radica en que, conforme a los protocolos de seguridad, estas mascarillas supuestamente FPP2, son las que usa el personal sanitario en contacto directo con enfermos Covid pos, de modo que la utilización del material defectuoso genera un riesgo directo sobre la salud del profesional.

La responsabilidad, de la distribución de este material no homologado es del Servei de Salut, así como las consecuencias negativas que puedan derivar sobre la salud de los profesionales.

Por todo ello, SIMEBAL, exige:

  1. Retirada inmediata de los 3 tipos de mascarillas citados y sustitución por material que culpa normativa.
  2. Comprobación de todo el resto de material distribuido en todos los hospitales y centros de salud, provenientes de China y otros lugares, exigiendo que cumpla normativa, evitar irregularidades y no homologaciones.
  3. Localización y seguimiento de todo el personal que haya podido utilizar este material defectuoso. Aislamiento preventivo, así como la realización de test oportunos, efectivos y fiables de cada uno de ellos.
  4. Creación de un comité de valoración de mercancía recepcionada, quien valore el material, antes de ser distribuido, para no volver a incurrir en semejantes negligencias.

Palma de Mallorca, a 22 de abril de 2020.

Escrito original presentado en registro aquí: