Hemos enviado al Dir. General del IBSalut y a la Dir. General de Salud Pública el siguiente escrito referente a nuestra preocupación por los tests COVID19 realizados a profesionales.


1.- Los profesionales nos trasladan diariamente su preocupación por el test del COVID-19. Les preocupa la falta de test, tienen dudas sobre su fiabilidad y solicitan información y coordinación en su implantación.


2.- Desde el inicio de esta pandemia y dada la evolución de la misma, se han ido realizando tanto a pacientes ingresados, como a personal sanitario y ahora a la población, diferentes test diagnósticos, así como test de inmunidad.

Asimismo, y de todos es sabido, que la extensión y los protocolos de realización de dichos test han ido variando, según la disponibilidad de los mismos, el avance de la enfermedad y el contexto de la pandemia. Se ha hablado de PCRs, test rápidos de detección de Antígenos y Anticuerpos (Ig M e Ig G).

Las diferentes gerencias hospitalarias han utilizado sus propios criterios de realización, muchas veces no unificados. A esta situación se han añadido las diferentes técnicas para la realización de las mismas, diferentes marcas comerciales de test, diferentes instrucciones de cómo realizar las muestras (nasofaríngeas y/o orofaríngeas), así como la utilización de sangre venosa o capilar para realizar dichos test según el tipo de test a realizar.

De la misma forma, la calidad y seguridad del material repartido, dados los diferentes vaivenes en la gestión de los mismos, está creando en el personal una inseguridad, inquietud y preocupación.

Actualmente continúan desarrollándose test rápidos, de dudosa sensibilidad y que no siempre cuentan con una validación externa, estando disponible solamente la información proporcionada por los fabricantes. Incluso en algunos test marcados con CE (marcado CE o Conformidad Europea es el proceso mediante el cual el fabricante/importador informa a los usuarios y autoridades competentes de que el equipo comercializado cumple con la legislación obligatoria en materia de requisitos esenciales) el rendimiento en laboratorios externos puede ser diferente del ofrecido por el fabricante.

Los test con control de calidad deben contar con documentación de certificación técnica y datos de evaluación externa.

3.- Si bien el procedimiento de elección es la PCR, también es necesario disponer de pruebas rápidas idealmente con alta sensibilidad y especificidad. El objetivo es un diagnóstico precoz, para un mejor manejo (aislamiento y tratamiento si es necesario) y monitorización de los pacientes, la aplicación de medidas de prevención y control de la expansión y la vigilancia epidemiológica. La combinación de PCR con pruebas serológicas se vio que aumentaba la sensibilidad y especificidad en la detección de casos en diferentes fases de la enfermedad.

4.- Todas estas situaciones han generado la preocupación del personal sanitario sobre las pruebas que se les realiza a ellos mismos y a sus pacientes. En no pocas ocasiones, la conclusión de estas pruebas con resultado negativo no es compatible con los síntomas del Covid 19, obligando a la repetición de las mismas. Esto genera serias dudas en la fiabilidad de todo el proceso de detección del Covid19.


Por todo ello, desde SIMEBAL, pedimos una clarificación de todos estos puntos y dudas que están generando los test. En concreto, SIMEBAL SOLICITA:

  1. Información detallada de las diferentes técnicas que se están realizando en los hospitales de nuestras islas para el diagnóstico del covid 19.
  2. Información de la validación de dichas técnicas, su informe de homologación, así como el cumplimiento de todas las normas CE.
  3. Información de los test de anticuerpos Genrui y Wondfo, de su validación, homologación y utilización de sangre venosa o capilar para los mismos.
  4. Sensibilidad y Especificidad de cada uno de los test que se realizan.
  5. Especificación de si los test son cualitativos y/o cuantitativos en sus determinaciones.
  6. Utilización de técnica ELISA, si se está realizando o no, técnica que aumentaría sensibilidad y especificidad.
  7. Proveer a cada persona que se le realiza el test, cualquiera que sea, el envoltorio donde figure la numeración e identificación del mismo. Esto aseguraría su trazabilidad y la seguridad del test realizado.
  8. Añadir en el consentimiento informado que se hace firmar a los profesionales y pacientes la sensibilidad y especificidad del test que se realiza.
  9. Unificación de todas las técnicas y test que se realicen en la Comunidad Autónoma para tener una foto real, contrastada y homogénea.

Toda esta información deberá ser facilitada diariamente y con carácter previo a su puesta en marcha, a los Comités de Seguridad y Salud de los distintos sectores y deberá ser revisada y coordinada semanalmente por la Mesa Sectorial de Sanidad o el grupo de trabajo que se pueda crear a su amparo, con participación de Salud Laboral y técnicos de prevención.
Desde el principio de la crisis hemos solicitado la creación de un órgano específico de control y supervisión en materia de salud laboral, solicitud que reiteramos en este momento.


Quedamos a la espera de su pronta respuesta, con el fin de tener resueltas las dudas y preocupaciones que la realización (¡y la no realización!) de test genera en los profesionales.


Palma de Mallorca, a 29 de abril de 2020.